Alerta en Europa por esquistosomiasis

26 noviembre, 2018Caleidoscopio

 “El foco principal se detectó hace años en un rio de la isla francesa de Córcega”

Un híbrido de dos gusanos altamente infecciosos, que causan la esquistosomiasis, está conquistando Europa tras infectar a centenares de personas. Y el recuento sigue. La alerta se produjo hace cuatro años cuando en Francia y en Alemania empezaron a detectar casos de esta enfermedad infecciosa, con origen en el río Cavu, en la isla francesa de Córcega, aunque su origen parece estar en Senegal. La Organización Mundial de la Salud considera a la esquistosomiasis como una enfermedad tropical desatendida. Se adquiere fácilmente cuando la piel está en contacto con agua dulce contaminada con estos parásitos.

Los esquistosomas se multiplican dentro de ciertas clases de caracoles. Contagian a través de la piel, penetrando y trasladándose por el torrente sanguíneo hasta el hígado. Allí crecen y se reproducen fácilmente en las paredes del intestino y de la vejiga. De esta forma surge una inflamación que da lugar a hemorragias y úlceras. Paralelamente algunos huevos del parásito pasan a las heces y la orina. En el caso de que una persona infectada se bañe en agua dulce, los huevos eclosionan y el parásito se introduce en los caracoles. Así comienza de nuevo el ciclo infeccioso.

Expertos de diversos países en biología evolutiva, reunidos recientemente en la localidad gala de Perpignan, han lanzado de nuevo la alerta a las autoridades sanitarias de todo el mundo para que no se deje de lado la investigación sobre estos parásitos que, según estimaciones de la OMS, han infectado ya a más de 230 millones de personas, principalmente en África, India y América del Sur. En opinión de la británica Christina Faust, de la Universidad Glasgow, “esta situación está cambiando la forma en que pensamos acerca de la tansmisión de enfermedades”.

José María Fernández-Rúa

PUBLICADO EN A TU SALUD(LA RAZÓN ) EL DOMINGO 25 NOV 2018


Deja un comentario

Your email is safe with us.