Los retos de la digitalización en el sector sanitario

23 abril, 2019Carioblog

  • Se está produciendo una apertura de los canales de comunicación que crea un punto de encuentro donde el usuario tiene voz
  • En el caso de la industria farmacéutica, este proceso está tardando más en llegar, pues todo cambio en este sector supone un reto debido al estricto marco legal

Vivimos en un mundo completamente digitalizado. Todos los sectores de productos y servicios se han ido adaptando a la era digital a lo largo de los años, y hoy en día son muy pocos quienes no están “conectados” con los consumidores o con su público objetivo. Se está produciendo, por lo tanto, una apertura de los canales de comunicación que acerca a marcas y personas, y que crea un punto de encuentro donde el usuario tiene voz, se siente atendido y está más predispuesto a pedir y recibir información. Por esta razón, cada vez es más común encontrar perfiles corporativos en webs, que cuentan aplicaciones móviles y redes sociales, que se utilizan como vía de comunicación bidireccional con el cliente o usuario final. De esta manera, se abre una vía más por la cual las compañías pueden recibir unfeedbackque les ayude a llevar a cabo un mejor posicionamiento de producto.

Sin embargo, en el caso de la industria farmacéutica y el del sector sanitario, este proceso de digitalización está tardando más en llegar, pues todo cambio en este sector supone un reto debido al estricto marco legalque le rodea, entre otros aspectos. Esta industria se enfrenta a retos que no afectan a otros sectores de consumo, pues la sensibilidad de los temas relacionados con la salud exige más códigos que limiten esta transmisión de información. Por este motivo, se trata de una industria que se encuentra, además de regulada por las autoridades públicas, autorregulada a través de su patronal Farmaindustria y por departamentos internos como Legal y Compliance, cuya función reside en prevenir los riesgos que puedan afectar a la compañía y a su cartera de productos.

Los principales objetivos que persiguen estas empresas a la hora de entrar en el entorno digital son mejorar la reputación de la marca, ampliar el conocimiento y comunicar de manera más efectiva y direccional con los grupos de interés. Sin embargo, aunque existe la conciencia de no quedarse atrás e implementar el cambio digital de forma correcta, hay ciertas barreras que complican y retrasan el despliegue digital. 

Actualmente no se permite dar información médica de forma directa a los pacientes, siempre tiene ir dirigida a los profesionales médicos y sanitarios, ya que son quienes tienen la última palabra en el tratamiento que recibirá el paciente. Esto se produce en un contexto en el que los pacientes son cada vez más partícipes en la toma de decisiones con respecto al manejo de su enfermedad y acceden con más facilidad a información sobre medicamentos antes de ir a las consultas y tras recibir un diagnóstico. 

De esta manera, y teniendo en cuenta la cantidad de información errónea que circula por las redes, se empieza a generar una necesidad de que los agentes que conforman el sector sanitario –desde la industria farmacéutica hasta la Administración Pública, pasando por las Sociedades Científicas o las de Pacientes– formen parte de una red digital donde se pueda encontrar información de calidad, convirtiéndose así en fuentes de información fiables para aquellos pacientes o profesionales que lo necesiten.

Inés Fernández de Betoño


Deja un comentario

Your email is safe with us.