Elecciones el 28-A, ¿y ahora qué?

La precampaña electoral ha empezado rápidamente, pero la sombra de una posible repetición de comicios en los próximos meses no está descartada en ningún caso

Tras el anuncio de convocatoria de elecciones generales por el presidente del gobierno el pasado 16 de febrero, se da por iniciada la carrera electoral para llegar a la Moncloa. Los partidos políticos ya están ultimando los programas electorales y las listas para los diferentes comicios que tienen que afrontar en los próximos meses. Además, la precampaña ya ha empezado de manera notoria en las Cortes Generales esta semana, en donde las sesiones de control al Gobierno en el Senado y en el Congreso se han convertido en mítines electorales con fuertes reproches entre los grupos políticos. Por otra parte, desde el Ejecutivo socialista se ha anunciado que ejercerán su iniciativa para poder aprobar varias medidas, incluso con las Cortes disueltas y que se convalidarán en el Congreso en la Diputación Permanente. 

Aunque se haya pedido con insistencia desde la oposición la convocatoria de elecciones a la mayor brevedad, la realidad es que la conveniencia de estas para la mayoría de los partidos políticos no era la idónea. De hecho, el que Pedro Sánchez haya fijado la fecha un mes antes de los comicios autonómicos y locales viene determinado en gran medida por la negativa de muchos barones socialistas a ir a un “superdomingo” electoral en el que el efecto contagio del voto podría haber pasado factura a los candidatos socialistas, sobre todo una vez analizados en profundidad los resultados de las elecciones en Andalucía a finales del año pasado, en las que la abstención de los votantes del PSOE jugó un papel fundamental. En este sentido, el llamamiento a la movilización del electorado por parte del presidente del Gobierno horas después del anuncio de adelanto electoral hace evidente que es una de las mayores preocupaciones de los socialistas. Por otra parte, la estrategia actual del PSOE es la de posicionarse como partido centrista que no ha conseguido sacar los presupuestos “más sociales de la democracia” por culpa de la oposición, señalando, por un lado, a los independentistas y, por otro, al llamado bloque de derechas formado por PP, Cs y VOX.

Asimismo, hay varios elementos que hay que tener en cuenta y seguir muy de cerca, ya que van a condicionar los pactos que se lleven a cabo una vez celebradas las elecciones y, además, impactarán en los pactos que se produzcan a nivel autonómico y local:

  • La negativa de Cs a llegar a acuerdos con Sánchez y con el PSOE, lo que limita la capacidad del partido naranja a llegar a acuerdos postelectorales a nivel nacional.
  • El desmembramiento de las confluencias de Podemos e IU. Tras la división del partido en Madrid, las confluencias en Galicia y en Cataluña ya están amagando con disolver la alianza con el partido a nivel nacional. En la misma línea, IU está barajando la posibilidad de presentarse por separado.
  • La irrupción de VOX en las Cortes Generales, que se producirá tan sólo dos días antes de las elecciones autonómicas, locales y europeas del 26 de mayo, y que le proporcionará al partido liderado por Santiago Abascal un altavoz notable en una institución nacional.
  • La elección del candidato español a ser Comisario Europeo. Este factor va a jugar un papel clave en las negociaciones ya que, por un periodo de cinco años, el partido que logre esta plaza sacará buen rédito de ello. En este sentido, a falta de concretar los cabezas de lista para las europeas de PP y PSOE, Luis Garicano podría ser el próximo Comisario Europeo español.
  • El juicio al procésy la posibilidad que acabe antes de la convocatoria electoral. El Tribunal Supremo informó de que habrá sesiones todos los lunes y algún viernes, además de que los horarios se prolongarán, por lo que podría haber sentencia antes del 28-A. 

Con todo, y a pesar que tras las elecciones generales podría esperarse (más ganas que realidad) la apertura de un periodo de estabilidad en la política española, la incertidumbre es, todavía si cabe, mayor que en los últimos meses y la posibilidad de repetir los comicios en otoño, coincidiendo con unas elecciones en Cataluña, no se descarta.

Jorge Fernández-Rúa

Director Asociado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *